miércoles, 1 de octubre de 2008

Contaminación: Chaco (contaminación algodonera)

CONTAMINACIÓN ALGODONERA

SITUACIÓN ACTUAL

Una problemática que resurgió a partir del año 1998 en el sector algodonero
argentino, precisamente en las industrias argentinas dedicadas al procesamiento
del mismo, es la contaminación con hilos de polipropileno del algodón.
La argentina es un país movilizador de una gran
población dedicada a la actividad del algodón. Sin
embargo, existe el problema de la contaminación,
especialmente enfocado en el momento de la recolección
del algodón, durante el cual se utilizan bolsas plásticas
que se deshilachan y se mezclan con el algodón contenido
en el interior de la bolsa.
Este tipo de cosecha crea desprecio entre
muchos desmotadores e hilanderos, los cuales
tienden a volcarse al procesamiento del algodón
cosechado mecánicamente. De más está decir que
esta situación es problemática dada la cantidad de
población que realiza dicho trabajo, la cual se ve
perjudicada directamente en cuanto a su pérdida de
empleo.
Constantemente, las hilanderías y fabricantes de telas determinan qué tipos
de fardos de algodón se pueden utilizar para obtener un mejor rendimiento en el
hilado, ya que de ello derivará una mejor rentabilidad de sus empresas.
En el momento de llevar adelante los procesos de calidad satisfactoria, estos
sectores no dan lugar al algodón contaminado. Además considerando que este tipo
de productos es altamente penalizado por los mercados internacionales.
En este sentido, las asociaciones internacionales dedicadas a la
importación/exportación de fibra e hilados, consideran que la contaminación de la
fibra es una preocupación crónica de la industria. Los contaminantes de distintos
tipos actúan dañando las relaciones comerciales entre productores de algodón y los
industriales textiles, dado que las actividades para la generación de valor agregado
por la industrialización de la materia prima se ven directamente perjudicadas.

LA CONTAMINACIÓN

Si bien existen diferentes tipos de contaminantes, el
de mayor incidencia lo constituyen los restos de hilos de
polipropileno que representa un 55 % de ocurrencias de
todas las fuentes de contaminación de fibra de algodón.
Otros contaminantes comunes son ropa, tintas,
grasa, aceite, en cuanto al algodón mismo están los restos
de corteza de tallos, de semilla, fragmentos de hojas,
carpelos, tallos.
El plástico además de ser el contaminante más
común, es el más costoso porque puede permanecer en la
fibra de algodón hasta el producto acabado.
Cuando no se usan bolsas de algodón para la
recolección del cultivo, muchas veces quedan dentro de cada
bolsa de cosecha restos de hilos contaminante
(polipropileno, yute) o proveniente de los hilos con los que
se cosen las mismas. Los mismos se cortan en fragmentos
muy pequeños y se mezclan con el algodón contenido
dentro de la bolsa.
Luego, cuando el algodón entra en la desmotadora,
estos hilos se distribuyen a través de las fibras de algodón y
son difíciles quitar, así es como pasan desapercibidos hasta
el momento en que el tejido es teñido.
Un solo pedazo pequeño de polipropileno o soga puede
contaminar varios fardos de algodón al procesarse en las plantas
desmotadoras, donde el material plástico es deshilachado y
disperso en largas tiras.
Estos pequeños pedazos de hilos
plásticos por la sola presencia en el tejido
causan los mayores problemas en las
fábricas, aumentando los costos de hilado
con contaminantes.


By Flor, Bell, Lauu !